martes, 29 de noviembre de 2016

Llora el puente

Llegando,
  vienes.
Imaginándote,
     te me ansias.

Agolpas cielos
en cuándos
que culminan.

Te levantas
y caminas en este cerebro
que agradece
de corazón.

Te vuelves nostalgia
destronas a la más chula
y me dices:
Te lo dije.

Llora el puente
sonríe la luz
constrúyete
ahora que eres tan libre.

Y yo te digo,
que eres mujer
que te he leído
con flaquezas.

Eres grande y rosablanca
que te desnudé
y deseé,
que te pensé mucho.

Dinero en sobres,
quemaduras y vainilla.

Empezaste en un banco,
acabas en un vuelo.

Y ahora,
pasos, lentos, nerviosos
ilusionados
y Madrid suena ligero
y tú Londres
suenas inacabable.

Te quedas en infinito
en bucle
en que te debo
un algo en inglés.